Pretty Baby
Yo todavía no era un ser sexuado y así es como Malle quería que fuera. Él estaba más interesado en mostrar la aparición de mi sexualidad mediante mi actitud, que a través de una desnudez gratuita” - Brooke Shields.
Louis Malle narra la historia de Violet, una niña de doce años, nacida y educada en un burdel de Soryville (Nueva Orleans) a principios de siglo. Es a través de la mirada de Violet que se guía este relato. Es su mirada la que da inicio a la película y con su mirada también termina. Cuando el filme empieza Violet parece estar presenciando un acto de placer, pero en realidad es algo más, un acto de vida. No está nada mal como metáfora visual y auditiva: una cosa es lo que ella cree percibir y otra lo que en realidad ocurre. Por eso la visión del burdel es tan amable y romántica. Las prostitutas se aprecian entre sí, hay solidaridad entre ellas, todas son hermosas, van bien vestidas, sus clientes son elegantes, formales y caballerosos, el piano toca canciones alegres, madame Nell Livingston administra todo con rigor, pero con justicia. No es posible imaginar un mundo mejor: aunque afuera la Primera Guerra Mundial deja miles víctimas, esta es un eco lejanísimo para Violet. Ella apenas tiene 12 años.
La forma en que su virginidad es subastada y su posterior matrimonio con un fotógrafo que la triplica en edad es un camino sembrado de trampas que Malle sortea con una habilidad angelical. Pretty Baby es un producto radicalmente subversivo presentado con una envoltura elegante y preciosista, un verdadero alarde de buen gusto logrado por el más difícil de los caminos.
Información
Título original
Pretty Baby
Género
Drama