Testigo en Peligro
Esta película descubrió al mundo la vida de un grupo religioso anclado en el siglo XVIII, los ?amish?, a través de una historia policial con elementos antropológicos que valió a Harrison Ford su única nominación al Óscar: ?Witness?, cuya traducción a los cines de habla hispana fue "Testigo en peligro". Dirigida por el australiano Peter Weir, fue su primer largometraje realizado en Estados Unidos y también su estreno como candidato a los Oscar, aunque de las ocho nominaciones que tenía sólo consiguió las de mejor guión original y mejor montaje en un año en el que ?Out of Africa? acaparó siete estatuillas.
Weir y Ford se quedaron sin Oscar pero la película -que se estrenó el 8 de febrero de 1985- fue un importante punto de inflexión en las carreras de ambos. Para el realizador australiano supuso su entrada en Hollywood por la puerta grande, mientras que el papel del integro policía John Book permitió a Ford demostrar que podía hacer algo más que interpretar a Hans Solo o a Indiana Jones.
El largometraje relata la historia de un niño amish que acaba de perder a su padre viaja a la gran ciudad acompañado de su madre para encontrarse con un familiar. En el baño de la estación de tren presencia por accidente el asesinato de un hombre. El detective encargado del caso (Harrison Ford) destapará una trama de corrupción en el departamento cuando el muchacho identifique a un policía como el asesino, provocando así su huida con madre e hijo al pueblo amish, lo que generará un choque cultural que será la columna vertebral del largometraje
Información
Título original
Witness
Género
Acción
Próximas emisiones
Jueves 31 de Enero
22.00 HS.